domingo, 20 de septiembre de 2009

La más bella

Con deleite se miró al espejo. Revisó el vestido, los accesorios, el peinado. “Fabulosa” se dijo. Con manos temblorosas tomó la corona y la ciñó a su cabeza. Toda la vida soñando con ser reina de belleza y ya con la corona y la banda puestas, repasó una vez más el gastado discurso: “Oh, estoy tan emocionada, no les fallaré”.
Lanzó besos al vacío y saludó a los fantasmas, justo al tiempo en que una figura imponente, fresca, rubia y escultural, entró y le recriminó: “Mamá, ¿de nuevo jugando con mi corona?”

.
Flora Isela Chacón
.

4 comentarios:

  1. Suele pasar...en los que uno se pierde en los sueños!

    Y tu diras! cuando tienes tiempo =D
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pero claro que si!!!
    Suerte!!!
    Y con el favor de Dios nos veremos en noviembre ;)

    ResponderEliminar
  3. Los adultos también tienen fantasías.
    Bueno y cortito.
    Saludos.

    ResponderEliminar